En este video de la campaña Her Her Kylie nos cuenta como el embarazo progresó normalmente hasta las 38 semanas, cuando ella comenzó a tener hinchazón. Poco después, empezó a tener complicaciones potencialmente mortales que causaron su ingreso a la unidad de cuidados intensivos, diálisis y finalmente un trasplante de riñón. El esposo de Kylie permaneció a su lado, luchando por ella y asegurándose de que recibiera la mejor atención médica posible.

Comments on this video are allowed in accordance with our comment policy:

http://www.cdc.gov/SocialMedia/Tools/CommentPolicy.html

This video can also be viewed at

https://www.cdc.gov/wcms/video/low-res/hearher/2020/376376Hear-Kylie-Story-Spanish.mp4